Buscar

Perseverancia: Seguir adelante, con todo en contra

Actualizado: 12 sept 2021

Fue un Domingo, 05 de febrero de 2017. Ese día se llevaba a cabo la 51° edición de la Súper Copa del fútbol americano, también conocida como la Super Bowl. Se enfrentaban los New England Patriots contra los Atlanta Falcons. El partido se jugaba en el NRG Stadium de Houston, Texas.

Los Patriots se habían posicionado como uno de los mejores equipos de la liga de fútbol americano en los últimos 15 años. Hasta ese momento, hacían su novena aparición en la final, de las cuales 8 ocurrieron en los últimos 10 años. No había duda de que los Patriots tenían una racha espectacular. Además, antes de esta aparición, habían ganado la copa en 4 ocasiones. Estaban liderados por Tom Brady, considerado por muchos medios deportivos como el mejor quaterback de todos los tiempos. Era el jugador con mayor número de victorias en juegos de post temporada en la historia de la liga, con 21 partidos ganados, así como la mayor cantidad de yardas obtenidas. Era su séptima aparición en el Super Bowl, siendo un récord para un quaterback.

Por su parte, los Falcons hacían su segunda aparición en el Super Bowl, no habiendo ganado en ninguna de las oportunidades. No obstante, estaban en su mejor momento cuando se presentaban en esa edición. Estaban liderados por su quaterback Matt Ryan, quien había sido galardonado como el jugador más valioso de la liga ese año y poseía un récord envidiable de premiaciones y galardones en su carrera desde la universidad.

El primer tiempo no fue muy competitivo. Terminaron empatados a cero puntos.

En el segundo tiempo se despertó toda la ofensiva de los Falcons. Sacaron a relucir toda su fuerza y anotaron 21 puntos, contra solo 3 de los Patriots. A Tom Brady, a las 72.000 personas que llenaban el NRG Stadium, y a los más de 113 millones de espectadores a nivel mundial que veían el partido, todo esto les parecía inaudito. Nadie podía creer lo que veían.

En el tercer tiempo, hubo cierta reacción por parte de los Patriots para tratar de contener los touchdowns de los Falcons, pero, cuando atacaban, no lograban mantener el control del juego. Estaban pasando por una mala racha, y en qué momento, en la final de la Súper Copa. Ese tiempo culminaría con 6 puntos para los Patriots y 7 para los Falcons. El partido favorecía a los Falcons. Habían logrado 28 puntos contra 9 de los Patriots. A los Patriots se les estaba yendo el partido de las manos y también el tiempo. Solo quedaba el cuarto y último tiempo por disputarse.

En el cuarto tiempo todo se salió de control. Tom Brady salió a la cancha demostrando lo mejor de su carrera. Afinó su puntería y se encontró con los mejores atajadores de la cancha, James White y Julian Edelman. Los Patriots, increíblemente, lograron anotar 19 puntos. ¡Empataban el partido! Era la mayor remontada en la historia del Super Bowl, pero también era la primera vez en la historia que un juego se iba a prórroga. ¡Fue increíble!

¿Cuántas veces te has sentido estancado o desanimado, teniendo cualquier proyecto por empezar o ya empezado, pero te cuesta avanzar? Parece como si todo estuviese en contra, como si todo saliera mal. ¿Te resulta familiar? Si, lo sé, a mí también me ha ocurrido. A todos nos pasa. Es una sensación desagradable. Sabemos que hay que seguir adelante, pero parece como si todo se pusiera en contra. Se siente el desconcierto, la angustia y la incomodidad.

Cuando se está pasando por situaciones como estas, suelen buscarse consejos, ayudas, libros o cursos que, a veces, hacen falta, no digo que no; pero la verdad es que hay momentos en los que se necesita algo más que eso. Algo para poder despejar el camino. Con el tiempo, lo que he aprendido es que, cuando uno siente que está entre la espada y la pared, hay que pensar un poco, dejarlo todo a un lado y reflexionar. Intentar una reflexión que permita identificar las opciones que se tienen a la mano. Casi siempre, empiezan a surgir ideas y posibilidades. Además, cuando tienes una responsabilidad, ya sabes que no puedes abandonar, tienes que buscar las opciones para cumplir tu compromiso y hacerlo lo mejor posible. Siempre tenemos que dar lo mejor de cada uno, sin importar las circunstancias. De un momento a otro, todo se despeja y podemos tomar ese último aliento y avanzar.

Cuando vemos a un deportista triunfar, casi nos olvidamos de la cantidad de horas que entrena cada día. Y, muchas veces, lo hace solo para lograr un momento de gloria. Un momento que lo lleve a la fama, al éxito. Igual ocurre con un empresario o un profesional exitoso. No siempre se habla de la cantidad de horas de trabajo, de esfuerzos, de preparación, de estudios. Solo sale a la luz cuando logra el éxito. Muchas veces se piensa que fue cuestión de suerte. Pero el éxito es, precisamente, lo que se logra con la perseverancia. Ya conocemos el refrán: ¡El que persevera, alcanza!

La historia está escrita acerca de hombres y mujeres que no cesaron en su empresa. Cuando creyeron en algo, no descansaron hasta lograr lo que querían. No estuvieron exentos de angustias, de inconvenientes ni dificultades. Su mirada solo estaba puesta en la meta. En la gloria. En el deber.

¿Cuál fue el resultado del partido entre los Patriots y los Falcons? Los equipos salieron a la cancha, sabiendo que podía pasar cualquier cosa. El tiempo de prórroga lo gana el equipo que anota de primero. Tirando la moneda al aire, la suerte estuvo del lado de los Patriots. Tuvieron la preferencia de empezar en el ataque.Esta vez, los Patriots no perdieron la oportunidad. Anotaron en una jugada espectacular. De nuevo, la combinación de la precisión en el pase de Brady y la determinación de White, les dio el quinto campeonato a los Patriots. Lo que parecía imposible, lo habían logrado. Ganar el partido y, con ello, se ubicaban como el segundo mejor equipo en la historia del fútbol americano, a solo un campeonato de los Pittsburgh Steelers quienes eran los líderes. En palabras de Brady, después del partido: Fue una dura batalla, pero nunca nos sentimos fuera del campo.

No cabe duda que la perseverancia los llevó al triunfo, y con todo en contra. Nunca dudes de la importancia de la perseverancia, y de no desfallecer. Esa forma de actuar, siempre brinda resultados positivos. Siempre.

¡Sigamos hacia adelante y hacia arriba!



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo